Cuando descendemos de una cumbre no tenemos ni más oro, ni más inteligencia.

Karla Wheelock

1 votos