En el fondo, ser deportista se traduce en una fuerza que uno mismo crea, pues el único vigor que podemos crearnos es la voluntad. Eso es ser deportista.

Natalia Ducó

0 votos