Nos reíamos de la moda de ayer, pero nos emocionamos con la de anteayer, cuando está en vías de convertirse en la de mañana

Marlene Dietrich

3 votos