Cuando estás en la cima y vas al desfile, todo el mundo te lanza lirios de agua y lilas en la cabeza. Pero cuando los desfiles han pasado y hay una tormenta en el corazón, hay muy pocas personas que van a sentarse y escuchar tus lamentos.

Sylvester Stallone

5 votos