Felices los valientes, los que aceptan con ánimo parejo la derrota o las palmas.

Jorge Luis Borges

2 votos