El ánimo que piensa en lo que puede temer, empieza a temer en lo que puede pensar.

Francisco de Quevedo

1 votos