No hay accidente, por desgraciado que sea, del que los hombres hábiles no obtengan provecho.

François de la Rochefoucauld

2 votos