Mejor ser un cohete caído que no haber resplandecido nunca.

Oscar Wilde

6 votos