Tú eres el conductor de tu mente, así que toma el control y mantenla ocupada con tus instrucciones indicándole a donde quieres que vaya. Tu mente sólo se maneja por su cuenta si no le dices qué hacer.

Rhonda Byrne

28 votos