La gente, en general, va con el campeón. A medida que el campeón deja de ganar van quedando menos alrededor, quedan los verdaderos amigos

Seve Ballesteros

1 votos