Si Dios inventó los maratones para evitar que la gente hiciera algo más estúpido, el triatlón debió de haberlo tomado completamente por sorpresa

P.Z. Pearce

8 votos