Los mejores ajedrecistas del mundo juegan a no cometer errores, es decir, le apuestan a su estrategia nunca a la del contrario.

Anatoli Karpov

9 votos