Observen a Garry Kasparov. Después de una derrota, invariablemente él gana la próxima partida. Prácticamente hace pedazos a su siguiente oponente. Eso es algo que tenemos que aprender a lograr

Maurice Ashley

5 votos