Tenía miedo de que alguien pudiera envenenarme poniendo algo en mi botella de agua. Durante las pruebas mi entrenador (Bob Bowman) no dejaba nunca la botella para evitar un atentado.

Michael Phelps

66 votos