Se concentraba tanto que raramente cometía errores y realizaba todos sus movimientos clave para hacernos ganar muchos partidos. Una temporada tenía a su alcance ser el líder de los Bucks, ganadores de la división, en puntos, rebotes defensivos, asistencias, tiros libres y minutos jugados. Cuando le pregunté cómo era capaz de lograr algo así, me contestó: “yo no tengo tanto talento como otros muchos jugadores, así que tengo que trabajar más duro que ellos”. Sidney era un perfecto ejemplo de cómo tu estado mental determina tu éxito. (Hablando sobre Sidney Moncrief, su compañero en los Milwaukee Bucks)

Mike Glenn

26 votos