Nadie es eternamente perfecto.

Rafa Nadal

71 votos