Tenemos cuarenta millones de razones para el fracaso, pero ni una sola excusa.

Rudyard Kipling

18 votos