No hay peor castigo que nacer pelota y ser pateada por un inglés en Wembley.

Pelé

30 votos