El baloncesto es un juego de porcentajes y la manera de ganar un partido es que el equipo contrario haga malos porcentajes. ¿Cómo lo conseguiremos?. Pues, muy simple: a través de una buena defensa y un mejor control del rebote.

Herb Brown

3 votos