Ningún jugador por si solo puede ganar un partido, pero un jugador puede perderlo, con su actitud, con su defensa y con sus pases; es decir con su mala actitud, con su mala defensa y con sus malos o inexistentes pases.

JGBasket

2 votos