Las cosas se llaman equívocas cuando tan sólo tienen de común el nombre.

Aristóteles

1 votos