El ser inmóvil mueve como objeto del amor, y lo que él mueve imprime el movimiento a todo lo demás.

Aristóteles

15 votos