Mi abuela comenzó a caminar cinco millas días cuando tenía sesenta años. Tiene noventa y siete ahora, y no sabemos dónde demonios está.

Ellen DeGeneres

1 votos