Dios te dio los zapatos de tu talla, así que póntelos y llévalos. Sé tú mismo y siéntete orgulloso por ser así. Y aunque suene cursi, nunca dejes que digan que no eres hermoso

Eminem

4 votos