Lo más importante de ser padre es que te puedes perdonar. Si no te perdonas a ti mismo, no puedes perdonar a tus hijos.

Evander Holyfield

8 votos