Pon un ladrillo cada vez de Will Smith

Un verano su padre derribó un muro de ladrillos enfrente a su negocio y le dijo a Will de 12 años y su hermano de 9 que lo reconstruyeran. Ellos le dijeron que esa tarea era imposible. Les llevó un año y medio, pero lo hicieron. Y él dijo:

Nunca jamás me digas que hay algo que no puedes hacer.
No tratas de construir una pared.
No sales a construir una pared.
No dices: Voy a construir la pared más grande e imponente que se haya construido jamás.
No empiezas ahí.

Dices:

Voy a poner este ladrillo tan perfectamente como un ladrillo pueda ponerse.
y lo haces todos y cada día, y pronto tienes una pared.