Él (Dios) es el dueño de todo. Le debo la oportunidad que tuve de llegar a donde llegué. Muchas personas tienen la capacidad, pero no tienen la oportunidad. Él me la dio a mí, no sé porqué. Sólo sé que no puedo desperdiciarla.

Ayrton Senna

76 votos