Pocas cosas son seguras en este mundo, pero la gente raramente fracasa; simplemente dejan de intentarlo. El camino a la felicidad siempre está en construcción. Cuando la disciplina y la paciencia unen fuerzas, se convierten en persistencia. La persistencia logra el objetivo. Proceso, paciencia, y persistencia son las llaves que abren las puertas de cualquier destino.

Dan Millman

81 votos